top of page
  • Fenasic

Temporada de incendios forestales: Las regiones con más brigadistas y las que aún están reclutando.

La Corporación Nacional Forestal (CONAF) incrementó el número de brigadistas que solicitan entre sus filas.


Restan prácticamente seis semanas para el inicio del verano en Chile, y según las proyecciones todo indica que este será un periodo que se caracterizará por las altas temperaturas. De esta forma, algunos expertos han advertido a comienzos de mes que en la zona central se podrían alcanzar incluso los 40° grados, y que las olas de calor se podrían extender durante 10 días seguidos durante fin de año y el verano 2023. Según dijo a Cooperativa el profesor del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatoligía (CITRA) de la Univerisdidad de Talca, Patricio Gonzalez, las altas temperaturas, conjugadas al contexto de sequía que atraviesa nuestro país "está ocasionando el escenario propicio para incendios eruptivos, de gran propagación geográfica y muy difíciles de detener, por un viento de travesía que a veces cambia de dirección muy rápidamente".

Ante la posible llegada de incendios forestales que afectan gravemente el territorio y en ocasiones pueden poner en riesgo la vida de personas, la labor que realizan entidades como CONAF -quienes aún se encuentran en reclutamiento de brigadistas- en el combate y prevención de los incendios forestales a nivel nacional, resulta clave. "Tenemos un pronóstico meteorológico que indica que las últimas semanas de noviembre van a ser muy calurosas, por sobre los 3 grados con respecto a los promedios. Respecto a los meses de verano, hay algunas indicaciones de que también va a haber un grado aproximadamente más de temperatura con respecto a la historia", señala a Emol el jefe del Departamento de Prevención y Mitigación de Incendios Forestales de CONAF, Rolando Pardo. Si bien desde la entidad reconocen que el factor "calor" por sí mismo no representa en sí una complejidad, las complicaciones podrían surgir si se presentan también otros factores de riesgo, como fuertes vientos mezclados con vegetación afectada por las condiciones de sequía, es un punto ante el cual se debe estar alerta. "Este verano, no se visualiza tan, tan complejo como otros veranos, pero hay que tener presente que solo con un día o con dos días que se presenten situaciones complejas, favorables para la propagación de incendios, puede transformarse en situaciones de emergencia", advierte Pardo.

Los cargos en las brigadas Dentro de la constitución jerárquica de CONAF, existen diferentes personas que desempeñan distintas funciones. El primero de ellos es el jefe de Brigada, que es la persona encarga de comandar a un grupo de brigadistas tras llevar más de 5 temporadas ejerciendo sus labores. A su vez, existen los jefes de Cuadrilla, quienes se encuentran directamente a cargo del personal, cuya misión es liderar el trabajo del uso de herramientas, etc. Del mismo modo, se encuentran los Encargados de distintas áreas, ya sea en materia de seguridad, primeros auxilios, herramientas, etc. Las remuneraciones de cada uno poseen una diferenciación salarial acorde a la responsabilidad que conllevan sus funciones. Finalmente, están los brigadistas, quienes también poseen una remuneración fija y son las personas encargadas de utilizar las diferentes herramientas y equipos a la hora de hacer frente ante una emergencia o prevenirla. Para el proceso de selección de brigadistas, los postulantes deben realizar un entrenamiento físico, además de un test psicológico, junto con aprobar algunas pruebas de lectura y aritmética. Con ello se realiza también una entrevista personal, para poder determinar los intereses de los postulantes y la capacidad de que la persona sea capaz de vivir en campamentos.

Una vez seleccionados, pasan por un proceso de entrenamiento, que dura aproximadamente de 7 a 10 días, en el cual se enseña a los postulantes conocimientos sobre el comportamiento del fuego, las formas de propagación de un incendio, cómo utilizar las herramientas que se utilizan, cómo participan las aéreo naves en el combate de incendios, qué productos químicos que se utilizan, etc. "Es una capacitación bien intensa que es complementada posteriormente ya con el trabajo práctico y así van avanzando en la toma de experiencia directamente con el fuego y con los incendios", señala Pardo. Cabe destacar que existen regiones que poseen mayor nivel de ocurrencia de incendios forestales, por lo cual existe en ellos una mayor necesidad de dotación de brigadistas. A su vez, existen otras con un nivel de ocurrencia medio, en que, si bien son necesarios gran cantidad de personal, en comparación la cantidad es menor. De esta forma, desde CONAF destacan que las regiones que más brigadas tienen son la Araucanía, Biobío, la Región de Valparaíso y la Región del Maule. De igual forma, cabe destacar que tras ser consultado por el programa Hoy se habla, Rolando Pardo destacó que existen cinco regiones que se encontraron en el periodo inicial de solicitud de postulantes. "Básicamente la Región Metropolitana, la Región de Valparaíso, la Región de O’Higgins, y algunas Regiones del sur como Aysén y Magallanes que están en el periodo inicial. Pero el proceso es continuo por lo tanto si hay alguien que presenta interés, siempre hay vacantes que se pueden ingresar en los procesos que se van haciendo durante el transcurso del periodo de mayor ocurrencia", destacó Pardo. Una labor invaluable frente a emergencias De acuerdo con lo señalado por jefe del Departamento de Prevención y Mitigación de Incendios Forestales de CONAF, en un día normal de un brigadista, su jornada se inicia aproximadamente a las 8:30 de la mañana, dependiendo de si existe o no alguna emergencia. "Durante el campamento, hacen mantención de las herramientas, hacen mantención de equipos, etc., cosa de estar listos y atentos ante una situación de emergencia que cuando estas se producen son despachados por un equipo que está liderado dentro de la Central de Coordinación", señala Pardo. De esta forma, de surgir alguna emergencia, la Central de Coordinación es el ente encargado de recibir en primera instancia información sobre algún incendio forestal, ya sea porque fue divisado en una torre de detección o porque una persona que se encontraba en las inmediaciones del lugar dio aviso. De esta forma, presentarse alguna emergencia, los brigadistas de CONAF se desplazan hasta el lugar del incendio y se despliegan en terreno, mientras el jefe de Brigada y el Líder del grupo planifican en el trayecto qué hacer y cómo enfrentar las características del incendio, acorde a cada situación.

De esta forma, los brigadistas por norma general proceden a cortar la continuidad de la vegetación con los llamados "cortafuegos", para que, de esta forma, las llamas no tengan posibilidad de avanzar. En el caso de que se necesite, las brigadas de CONAF disponen de distintos recursos aéreos, como helicópteros y aeronaves que lanzan agua desde la altura, con el fin de bajar la intensidad del fuego, de manera de permitir condiciones de mayor seguridad el trabajo de quienes están en tierra. Así, poco a poco brigadistas de CONAF comienzan a establecer una línea de control, y una vez que se encuentra el fuego rodeado y no posee avances, restando solo fuentes de calor al interior de la línea del lugar, se procede a declarar el fuego como "controlado". "La liquidación o extinción completa del fuego es cuando, se empieza a trabajar dentro de esta línea de control, ya sea con las propias herramientas, o con mangueras con agua que van apagando cada una de las fuentes que quedan al interior, y ahí termina el proceso de control del intento de liquidación del incendio", señala Pardo. Tras terminar sus labores, los brigadistas retornan a sus bases o a los llamados "puntos de Stand By", que corresponden a lugares estratégicos con el fin de acudir ante otros hechos.

La labor preventiva Considerando que se aproxima un verano que tendrá temperaturas sobre la media, desde CONAF se han enfocado en realizar labores preventivas que poseen distintos ejes, en materia de conocimiento para la propia corporación y de educación de la comunidad. De esta forma, hoy en día existen dos unidades de investigación de causas de incendios forestales, las que a partir del mes de diciembre contabilizarán 24 a lo largo del país. "Básicamente para saber cuál es la razón de por qué se están generando los incendios (...), de manera de tener evidencias claras y nítidas de qué las alternativas de solución, de mitigación, es tal o cual, para determinar cuál es la enfermedad que nos está afectando para entregar el medicamento adecuado", señala Pardo.

Del mismo modo, según lo señalado por el jefe de del Departamento de Prevención y Mitigación de Incendios de CONAF, durante los últimos años han mantenido el trabajo de concientizar a la comunidad, además dar recomendaciones y educar frente a cómo reaccionar ante una emergencia, qué hacer con los animales domésticos en el caso de un incendio, qué hacer con las personas que poseen alguna complicación de movilidad, etc. "Estamos trabajando también con el Ministerio de Educación en una iniciativa que se llama Escuelas Preparadas para para enfrentar incendios forestales, en el sentido que la escuela con su comunidad educativa tiene que saber qué es lo que hacer y cómo prevenir. Para eso la escuela tiene que estar preparada no debe tener contacto con la vegetación, su techo debe estar limpio, todas las fuentes de calor tienen que estar controladas", detalla pardo. A su vez, el jefe de Prevención de CONAF, indica que de manera simultánea se encuentran trabajando con todos los Ministerios de la Administración Pública, con el fin de que cada servicio y/o infraestructura crítica puedan ser gestionados de manera tal que puedan soportar un incendio forestal, y que, ante una eventual emergencia, la situación no dificulte el bienestar de la comunidad. Finalmente, la autoridad de CONAF enfatiza en la importancia que posee que las personas se encuentren informadas sobre cómo actuar ante estos hechos, ya que, durante una emergencia, el conocimiento sobre qué hacer resulta vital. "El llamado que nosotros estamos haciendo ahora es que practiquen, conversen entre la familia sobre qué hacer, que busquen y sepan cuáles son sus vías de evacuación, que se coloquen en las situaciones más complejas como ejemplo para ver cómo hacer frente como familia, ese es un llamado que queremos mantener durante todo el periodo de mayor época de incendios", enfatiza.

Fuente Emol

8 visualizaciones0 comentarios
bottom of page