top of page
  • Foto del escritorFenasic

Revés de central Rucalhue: Corte rechaza recurso de empresa contra Conaf por tala de árboles nativos

Alcaldes de Quilaco y Santa Bárbara, Pablo Urrutia y Daniel Salamanca, valoraron la decisión adoptada por el tribunal de alzada capitalino. Empresa expresó "su tranquilidad respecto a la resolución".

El proyecto de construcción de la central hidroeléctrica Rucalhue, que se levanta sobre el río Biobío (entre las comunas de Santa Bárbara y Quilaco), tuvo un revés en tribunales, luego que la Corte de Apelaciones de Santiago rechazara el recurso de protección interpuesto por la empresa propietaria en contra de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

La acción legal - que aún puede ser apelada en la Corte Suprema de Justicia - fue interpuesta por el representante de Rucalhue Energía SpA en contra de la Conaf a raíz de la dictación de la Resolución Exenta N°658 del 5 de agosto de 2022 que rechazó su solicitud de excepcionalidad del artículo 19 de la ley 20.283 para ejecutar las obras.

Básicamente, el organismo público consideró insuficiente un informe de la compañía (formada por capitales de origen chino), la cual buscaba talar especies nativas protegidas (naranjillo y guindo santo) para desarrollar en ese sector las obras civiles del proyecto. La empresa recurrió a la Corte de Apelaciones para revertir la decisión pero el tribunal no le dio curso.

REACCIONES

El alcalde de Quilaco, Pablo Urrutia, destacó la decisión del tribunal de alzada capitalino: "Nos alegramos por el resultado de esta instancia, la que va en sintonía con el espíritu de resguardar nuestro río Biobío y el ecosistema que existe en torno a él".

El jefe comunal recordó que su municipio realizó una consulta a los vecinos sobre el proyecto energético, quienes expresaron un rechazo mayoritario. "No solo porque daña en forma irreparable el hábitat sino a la comunidad completa, sacrificando un territorio ya sobreexplotado por la industria forestal e hidroeléctrica. El proyecto no aporta al desarrollo sustentable, generando un impacto ambiental profundo al intervenir nuevamente el río Biobío y su cuenca, lesionando la flora y fauna y los procesos de polinización, siendo la apicultura una de las principales actividades de la zona", señaló el jefe comunal.

El alcalde de Santa Bárbara, Daniel Salamanca, aseguró que está "bastante contento con esta determinación. La situación en el río Biobío han cambiado drásticamente desde que hace 10 años se aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA). El panorama actual está muy desmejorado, el Biobío no tiene los mismos caudales hace una década".

A modo de ejemplo, el edil afirmó que en la observación diario del comportamiento del río, "durante la temporada de verano ni siquiera tiene el caudal ecológico".

A su juicio, debido a que el proyecto energético no está declarado de interés nacional, "no se podría construir".

Para Salamanca, otro de los factores que influye en la negativa percepción ciudadana del proyecto es que la compañía responsable no ha asumido su responsabilidad social empresarial, en temas como pago de patentes o el subsidio al consumo de energía. "No hemos sigo considerados para nada", recalcó.

EMPRESA DICE ESTAR TRANQUILA

A través de un comunicado, la empresa Rucalhue Energía SpA confirmó que este miércoles, la Corte de Apelaciones de Santiago publicó el fallo que rechaza el recurso de protección presentado en contra de la resolución de Conaf que rechazó una solicitud de excepcionalidad presentada para habilitar la corta en un área del proyecto central hidroeléctrica.

En ese marco, la compañía sostuvo que "respeta plenamente la institucionalidad vigente en Chile y así ha actuado en forma permanente durante la ejecución del proyecto utilizando los canales institucionales para resolver los asuntos que le competen".

Respecto de la decisión del tribunal de alzada, aseguran que "éste sólo reconoce que Conaf actuó dentro de sus competencias respetando el procedimiento regulado en la ley. Es importante señalar que la propia Conaf, en la resolución recurrida, expresa que el titular tiene siempre el derecho a presentar una nueva solicitud acompañando nuevos antecedentes, los que deben ser ponderados en su mérito por la autoridad".

"La empresa expresa su tranquilidad respecto a la resolución porque permite levantar la suspensión de la nueva solicitud de excepcionalidad presentada el 1 de marzo de este año, la que incluye nuevos antecedentes y medidas adicionales. La tramitación de la nueva solicitud estaba suspendida por decisión de Conaf por encontrarse pendiente el fallo de la Corte de Apelaciones", añade.

La declaración cierra afirmando que Rucalhue Energía SpA tiene "la más firme convicción que el proyecto contribuye a construir una matriz más sustentable, segura y equitativa y, a la vez, considerando los compromisos derivados de su RCA y otros de carácter voluntario, produce un impacto positivo a nivel local, regional y nacional".

CENTRAL RUCALHUE

El proyecto considera construir y operar una central hidroeléctrica de pasada con embalse sin regulación de caudales en su operación, "donde el caudal entrante es igual a caudal saliente de la central". Se localizará sobre el río Biobío, distante aproximadamente unos 50 km al suroriente de la ciudad de Los Ángeles y a unos 10 km de las ciudades de Santa Bárbara y Quilaco.

El poblado más cercano es Rucalhue, localizado a 1 kilómetro de las obras definitivas para la operación (presa y casa de máquinas) y a unos 500 m en línea recta de las obras temporales asociadas a la habilitación de áreas de maniobra para la construcción del Proyecto. El embalse tendrá un extensión aproximada de 6,5 km por el río Biobío y 1,2 km por el río Quilme, utilizando una superficie de 139 hectáreas que incluyen 72 hectáreas de los cauces actuales de ambos ríos (representando el 52% del embalse total); el volumen total embalsado se calcula en 7,2 millones de m3 con una profundidad máxima en la presa para operación normal de 17,5 m.

El Proyecto considera un área de protección del embalse correspondiente a 28 hectáreas adicionales, distribuidas en ambas riberas. Las aguas embalsadas serán turbinadas a pie de presa, lo que junto a otros equipamientos asociados permitirá la generación de energía eléctrica para ser inyectada al Sistema Interconectado Central (SIC).

La potencia total instalada de la CHR es de 90 MW con un caudal de diseño de 700 m3/s, una caída bruta de 15,75 metros y una generación media anual estimada de 465 GWh.

Fuente Latribuna


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page