top of page

Otra vez sma formula cargos por sobreproduccion a salmoneras en la patagonia

En medio de las discusiones en Comisión Mixta sobre las concesiones salmoneras en áreas protegidas, en el marco del proyecto de Ley SBAP, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) inició tres procesos sancionatorios en los días 29 y 30 de mayo, además del 1 de junio, a las empresas Salmones Blumar Magallanes, Mowi Chile y Nova Austral, por sobreproducción en centros de cultivo de salmones. Según indica la directora ejecutiva de Fundación Terram, Flavia Liberona, estos casos no son aislados, sino que se suman a los más de 30 procedimientos ya abiertos por la SMA. Fuente: El Mostrador, 7 de junio de 2023.

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) inició nuevos procesos sancionatorios contra las empresas Nova Austral, Salmones Blumar Magallanes y Mowi Chile, por sobreproducción en centros de cultivo de salmones. Las sanciones ocurren a días de la tensa discusión en Comisión Mixta sobre la aprobación del proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP), donde las empresas salmoneras y sus trabajadores se opusieron a la propuesta del Gobierno que prohibía la adjudicación de nuevas concesiones en áreas protegidas y que será votada en el Senado. “Hace pocos días, mientras se discutía en Comisión Mixta del Parlamento la aprobación del proyecto que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (Ley SBAP), la industria salmonera, con el apoyo de algunos parlamentarios, levantó una campaña para que no se aprobara la prohibición de otorgar nuevas concesiones para la salmonicultura dentro de áreas protegidas. El sector salmonero construyó y se posicionó mediáticamente con información errada pero sensible para los trabajadores de la industria, logrando movilizaciones en el sur de Chile y, finalmente, que no se pudiera prohibir la entrega de nuevas concesiones en este proyecto de ley, cuyo objetivo principal es la conservación de la biodiversidad. Pero, a menos de una semana de estos acontecimientos, una vez más somos testigos de los incumplimientos ambientales de la industria salmonera, la cual no es capaz siquiera de cumplir con la débil regulación y fiscalización ambiental existente en Chile”, indica a El Mostrador la directora ejecutiva de Fundación Terram, Flavia Liberona. En el caso de la empresa noruega Nova Austral, la autoridad medioambiental da cuenta de la formulación de dos cargos calificados de graves, tras dos denuncias que datan de agosto y octubre de 2018, realizadas por Comité Pro Defensa de la Flora y Fauna y Dirección Regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura Magallanes, respectivamente. El Centro de Cultivo Canal Cockburn 13, ubicado en el Parque Nacional Alberto de Agostini, superó la producción máxima autorizada durante el ciclo productivo que se extendió entre 13 de agosto de 2018 y 01 de junio de 2020. “Se puede concluir, en base a estos antecedentes, que el centro de cultivo superó lo permitido por la Resolución de Calificación Ambiental –5.400 toneladas– en 850,15 y 2.459,87 toneladas, siendo el porcentaje de superación el 46% y 15,74%, respectivamente”, expresó la SMA. Cabe destacar que el salmón es una especie exótica que, como lo han demostrado recurrentes desastres ambientales asociados a los centros de cultivo, es causante del deterioro de ecosistemas de alto valor natural. Según datos de Fundación Terram, actualmente existe un total de 1.400 concesiones salmoneras otorgadas, distribuidas en las regiones de Los Lagos, de Aysén y Magallanes. De este total, 411 se ubican al interior de áreas que forman parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), lo que equivale al 29% del total de centros vigentes. Durante el año 2022, 100 de estas 411 concesiones ubicadas en áreas protegidas estuvieron operativas, registrando cosechas por un total de 260.231 toneladas de salmónidos, las que equivalen a un 25% del total de cosechas de ese año a nivel nacional, las que ascendieron a más de un millón de toneladas. Salmones Blumar Magallanes Sernapesca ingresó, en septiembre de 2021, una denuncia por “sobreproducción en el ciclo que se extendió desde el 06 de agosto de 2018 al 31 de mayo de 2020” en el Centro de Engorda de Salmones Mina Elena de la empresa Salmones Blumar Magallanes. Según el informe presentado por Sernapesca, la empresa superó lo permitido por la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) –5.000 toneladas– en 3.447 toneladas, es decir, en 68,9%. Conforme a esto, la SMA examinó la situación e indicó que “se estima que la infracción, referida a la sobreproducción antes descrita, es un hecho susceptible de constituir una infracción de carácter grave”. Mowi Chile Un caso similar ocurrió con el Centro de Cultivo Isla García I de la empresa noruega Mowi Chile, en la Región de Aysén. En noviembre de 2022, Sernapesca denunció que “el centro ‘Isla García I’ supera la producción máxima de 4.700 toneladas por ciclo autorizada mediante la Resolución de Calificación Ambiental N° 719/2009, incumpliendo su limitación productiva y la normativa ambiental aplicable al proyecto. Produce más de lo autorizado, alcanzando al menos 652 toneladas de exceso de biomasa generada, durante el ciclo productivo 2019- 2020”. Conforme a esto, el proceso sancionatorio iniciado emitido por la SMA concluyó que “los hechos descritos son susceptibles de constituir una infracción de carácter grave”. La directora ejecutiva de Terram señala que los tres casos de sobreproducción en centros de cultivo de salmones que fueron sancionados en los días 29 y 30 de mayo, además del 1 de junio, se suman a los más de 30 procedimientos ya abiertos. “Se sumaron nuevos procedimientos sancionatorios a los ya abiertos por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), y con esto ya son más de 30 procedimientos por sobreproducción, que tienen como responsables no solo a Nova Austral o Australis Mar, sino que muchas otras empresas que también se encuentran incumpliendo la normativa ambiental dentro de áreas protegidas”, expresa Liberona. “Estos nuevos procedimientos no hacen más que corroborar que la sobreproducción en centros de cultivo es una práctica habitual del sector salmonero. Por ello, el Presidente Gabriel Boric, más que pedirle a la industria que ‘reflexione’, debería instruir a los servicios públicos, con competencia en el tema, que se aplique el marco regulatorio que les rige, pues la salmonicultura durante años ha operado, en la práctica, sin fiscalización. Tan solo basta con preguntar cuántas lanchas tienen los servicios públicos encargados de fiscalizar a la acuicultura y cuánto es su presupuesto anual para efectuar estas labores”, concluye.

Fuente Terram




0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page