top of page

Día clave por Ley Sbap de biodiversidad y áreas protegidas:

Este martes se realizaría la votación en la Cámara sobre esta importante iniciativa para Chile, sin embargo, no está exenta de polémica por el riesgo de que se permitan concesiones salmoneras y extractivistas en áreas protegidas

Cámara de Diputados y Diputadas deberá votar Ley Sbap y resolver una cuestión de fondo: Permitir concesiones y actividades acuícolas y extractivistas en áreas protegidas o bien, priorizar la urgente protección de ecosistemas.

Cabe consignar que numerosas organizaciones han hecho un llamado, convocando al Congreso Nacional, en el marco de la discusión Ley SBAP, para que se hagan los esfuerzos necesarios para que Chile pueda contar con Áreas Protegidas Sin Salmoneras.


El proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas SBAP (Boletín 9404-12), es una iniciativa que viene con más de una década de tramitación en el Congreso de la República y que generaría importantes avances para el país en estas materias de regulación y ordenamiento para la conservación de la biodiversidad dentro y fuera de áreas protegidas.


Uno de los temas de preocupación que surgió en este último tiempo, fueron las mutilaciones realizadas por la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados y Diputadas en septiembre del año pasado, que permitió concesiones sectoriales dentro de áreas protegidas, que son permisos que se otorgan para poder realizar actividades industriales (salmonicultura, minería y otras) en áreas protegidas, lo que evidentemente contrario a los objetivos de conservación de estas unidades. Luego de eso la iniciativa ha tenido avances y este martes el pleno debería votarla, bajo la expectativa de superar los retrocesos ocasiones en dicha comisión.

El 10 de enero de este año, fue discutido y votado por la Comisión de Hacienda de la Cámara, destacándose a su vez, un nuevo informe ingresado por el gobierno aumentando el presupuesto financiero y dotación de guardaparques.

El proyecto ley fue incorporado a tabla de la Cámara, el que sería votado este martes 17 de enero.

Expectación desde especialistas y organizaciones

Maximiliano Bello es un experto en política pública para la conservación de los océanos, y que ha trabajado tanto en Chile como a nivel internacional, quien, con respecto a esta iniciativa SBAP, señala lo siguiente: “Chile ha tenido muchísimos avances particularmente en la protección de la biodiversidad, con el anuncio de grandes áreas terrestres y marinas en los últimos años, sin embargo, también existe una deuda con algunos temas claves y uno de ellos es el SBAP, el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas

Al respecto, Bello indica: “La idea de ese servicio, es tener un organismo que reúna a todas las áreas protegidas del estado, que están en diferentes carteras hoy en día y que por ende necesitan tener un centro, un eje. Se necesita un presupuesto eje. Se necesita gente capacitada para los distintos temas marinos para un solo sitio y eso es un tema clave, la biodiversidad, las amenazas que hay a la biodiversidad y a la estabilidad de la naturaleza, hoy día son de las cosas que más nos preocupan y no debieran preocupar y por lo tanto, tener un servicio viene justamente de alguna forma a solucionar o mitigar algunos de esos impactos y se hace hoy en día más que nunca una cuestión clave, por lo tanto, esperemos que se siga aprobando el proyecto, hasta que finalmente sea ley”.

Juan Carlos Viveros, vocero del Movimiento Defendamos Chiloé, sobre la importancia y expectativa de esta ley, señala: “Para quienes habitamos en el archipiélago de Chiloé, una zona que aún sostiene ecosistemas marinos y terrestres de altísimo valor para la biodiversidad del planeta, se hace fundamental el tener un servicio como el Sbap. Más aún si consideramos que nuestros ecosistemas marinos han sido entregados por el Estado de Chile al cultivo acuícola intensivo, en que sin ningún tipo de estudios científicos en lo ambiental ni climático, se permite la instalación de centros salmoneros, una especie exótica invasora, que tras más de 40 años de actividad, han quedado comprobados sus graves impactos ambientales, climáticos y culturales”.


Maximiliano Bello por su parte, con respecto a la tramitación de la Ley Sbap y actividades insustentables en áreas protegidas, señala: “Uno de los temas más importantes durante la tramitación que se ha discutido de este proyecto, es obviamente solucionar y dejar muy claro en este proyecto, que no pueden existir actividades que son incompatibles o son incongruentes con los objetivos de conservación, en los cuales las áreas por ejemplo han sido creadas, porque si buscamos la protección de esos objetivos, sean de ecosistemas, sean de características especiales que existen en estos lugares para lo cual se han creado estas protecciones, entonces no debieran existir estas actividades y es el caso muy evidente que hay que solucionar prontamente respecto de la salmonicultura la cual debe salir de todas las áreas protegidas”.

En esa línea, Juan Carlos Viveros, reafirma: “La aprobación de una ley para la naturaleza que excluya las actividades industriales dentro de áreas protegidas viene a ser una especie de Justicia socioambiental, justicia biocultural, que en parte comenzaría a remediar los errores históricos del del Estado en esta materia”.

El trago amargo que dejó la Comisión de Agricultura sobre la Ley Sbap y el llamado a parlamentarios

A mediados de septiembre del 2022, la Comisión de Agricultura de la Cámara, permitió concesiones sectoriales dentro de áreas protegidas. Las concesiones sectoriales son permisos que se otorgan para poder realizar actividades industriales (salmonicultura, minería y otras) en áreas protegidas, lo que atenta contra la conservación de dichas áreas. Por ejemplo, existen actualmente concesiones de salmonicultura en el Parque Nacional Alberto De Agostini y en la Reserva Nacional Kawésqar, entre otras.

La decisión de Agricultura en ese sentido, fue en contra de lo que se había establecido en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, que había prohibido estas actividades extractivistas e insustentables en áreas de protección.

En su momento, diversas voces desde los territorios reaccionaron rechazando lo realizado por la Comisión de Agricultura, una de ellas, fue Yohana Coñoecar Llancapani, representante de la comunidad Mapu Calafquén de Isla Llanchid, en Hualaihué y asesora apoyo técnico de la asociación de comunidades indígenas de Hualaihué, quien indicó: “es contradictorio tener estas amenazas de la salmonicultura en áreas protegidas, entonces el llamado es a la Cámara de Diputados y Diputadas, a medir bien lo que se está proponiendo, no es algo menor, por el bien de estas figuras de conservación y también, por el bien de esta idea de Chile, de presentarse como un País sustentable, entonces, aquí claramente hay una contradicción en esta indicación de la Comisión de Agricultura”.

Cabe señalar que existen diversos desastres ambientales contra la biodiversidad y ecosistemas en los mares del sur de Chile a causa de actividades insustentables y extractivistas, principalmente las salmoneras. Coñoecar recordó uno de estos hechos: “Es conocido la situación que ocurrió en el fiordo Comau el año 2021, con la floración de algas nocivas, precisamente en el área protegida que afectó al área protegida Huinay”.


Proyecto de ley SBAP

El proyecto que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP) busca establecer un servicio público, dependiente del Ministerio del Medio Ambiente, que se encargue de la conservación de la biodiversidad. Su principal instrumento será el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, pero contará con una serie de otros instrumentos y normativas para la conservación de la biodiversidad.

El proyecto está estructurado sobre 4 pilares:

1) Contar con un servicio que lidere la conservación de la biodiversidad en Chile. Que integre dichas atribuciones y responsabilidad en un solo servicio y coordine a los distintos actores en torno a su gestión sectorial, que tenga una mirada integrada de todo Chile, a lo largo de todos sus ecosistemas, tanto marinos como terrestres, dentro y fuera de áreas protegidas, y que su único foco esté en la protección de la naturaleza.

2) Crear un único Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), integrado por todas las áreas protegidas existentes en Chile, que permita fortalecer el principal instrumento de conservación del país, tanto marino como terrestre, público o privado. Actualmente las áreas protegidas se encuentran dispersas en cinco ministerios distintos: Agricultura, Economía, Cultura, Bienes Nacionales y Medio Ambiente.

3) Asegurar que el Servicio promueva e incentive la conservación de la naturaleza también fuera de las áreas protegidas, incluyendo la creación de una serie de instrumentos que permitirán hacer frente a las principales amenazas que hoy enfrenta nuestra flora y fauna, como planes de manejo para la conservación, planes de restauración ecológica o la gestión de especies exóticas invasoras.

4) Dotar al Servicio de recursos humanos y financieros adecuados para el cumplimiento de su mandato y de instrumentos económicos que sean capaces de cubrir las brechas históricas de financiamiento en las áreas protegidas del país y la protección del patrimonio natural del país.

Fuente elciudadano

2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page