top of page
  • Foto del escritorFenasic

CONAF y FAO fortalecen viveros que aportarán con plantas de especies nativas para 150 hectáreas.

Además de aportar al empleo local, los cuatro viveros ubicados en Trumao, Mantilhue, Riñinahue y Loncopan contribuirán al trabajo de restauración de ecosistemas que CONAF desarrolla en la región por medio de distintos instrumentos.

Un esfuerzo de coordinación entre La Corporación Nacional Forestal, el Gobierno Regional de Los Ríos y los municipios de La Unión, Río Bueno, Lago Ranco y Futrono, permitió articular diversos mecanismos de financiamiento para la construcción y puesta en marcha de cuatro viveros destinados a la producción de especies forestales nativas en las localidades de Trumao, Mantilhue, Riñinahue y Loncopan, los cuales tendrán la capacidad de albergar 120 mil plantas para la recuperación de cuencas y bosques afectados por la degradación, la deforestación y otros efectos del cambio climático en la región.

Debido a su aporte tanto a mejorar el empleo local como a la restauración de ecosistemas, los viveros recibieron recursos de diversos programas públicos, entre los que se cuentan el Fondo Nacional de Desarrollo Regional; los programas de Desarrollo Forestal Sustentable y Manejo Integrado de Cuencas; el Programa de Empleo de Emergencia de CONAF; el proyecto de Restauración de Bosque Nativo a gran escala, Siembra por Chile; además del Programa de Gestión Territorial para Zonas Rezagadas del Ministerio de Desarrollo Social.

Pamela Moreno, jefa departamento Conservación de Ecosistemas Boscosos y Xerofíticos de CONAF destacó que “el contar con estos viveros es el mejor ejemplo del trabajo y coordinación interinstitucional, en donde se ponen a disposición los recursos y capacidades profesionales para la producción de plantas, además de generar beneficios como el empleo, ingresos y oportunidades de capacitación a las comunidades locales”.

Los viveros también recibieron aportes internacionales provenientes del Fondo Verde del Clima, un mecanismo de financiamiento climático que se hace presente a través del proyecto +Bosques, el cual desarrolla CONAF entre las regiones de Maule y Los Lagos, en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

La mayoría de las trabajadoras encargadas de la producción de plantas en los cuatro viveros son mujeres, las cuales fueron capacitadas para dar paso a una mejora sustantiva tanto en la calidad como en la cantidad de las plantas producidas.

Ingrid Triviño administra el vivero de Trumao con 6 trabajadores bajo el programa Empleo de Emergencia, en el marco del cual producen plantas nativas, destacando los robles y coihues, y trabajan en propagación por esquejes.

La viverista cuenta que la iniciativa “es un piso económico para muchas familias de la comunidad y al trabajar desde la germinación hasta la cosecha, es un trabajo que vamos a dejar para nuestras generaciones futuras, para mis hijos, para mis nietos”.

Otra de la viveristas es Gloria Zúñiga, de la comuna de Ranco, quien cuenta que “trabajar en el vivero ha sido una experiencia maravillosa aprendiendo mucho sobre plantas, árboles y flores, así como sobre sus propiedades medicinales. Las compañeras son un gran apoyo y las visitas encuentran todo bonito. Es un trabajo que ha servido bastante y cada vez les gusta más a las personas”.

Otras mejoras efectuadas a través del proyecto en los viveros son la instalación de riego tecnificado y automatizado; la contratación de asesoría técnica y capacitación en producción de plantas; la adquisición de 1.200 bandejas almacigueras y otras herramientas; además de la adquisición de materiales e insumos para la producción de plantas, las cuales serán también utilizadas en las actividades de forestación y restauración de bosques que desarrollará el proyecto en la región, principalmente en predios de pequeñas/os y medianas/os propietarias/os forestales.

A través de la instalación de los viveros, junto a las medidas para fortalecer su funcionamiento, se busca promover el manejo eficiente de los recursos naturales y una gestión sustentable de los bosques nativos en la región y, al mismo tiempo, mejorar las capacidades de las comunidades para integrarse laboralmente a estas iniciativas.

En el largo plazo, la disponibilidad de plantas nativas para mejorar y ampliar la superficie de bosque nativo en Chile es un aporte al cumplimiento de los compromisos del país en materia de reducción de emisiones y mitigación del cambio climático.

Fuente Noticiaslosrios


1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page