top of page
  • Foto del escritorFenasic

CONAF impulsa en el país la educación para la conservación

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental


Educación ambiental para la conservación y protección de la biodiversidad, con énfasis en la prevención y restauración, son los ejes principales de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), por lo cual todas sus áreas técnicas están desarrollando acciones y material para que la ciudadanía, pero especialmente las niñas y niños entiendan la importancia, por ejemplo, evitar la ocurrencia de incendios forestales, el rol que cumplen los bosques y formaciones xerofíticas para mitigar los efectos el cambio climático y porqué es importante la conservación de especies de flora y fauna que se realiza en las áreas silvestres protegidas del Estado.

Además, CONAF cuenta con uno de los mayores símbolos de la protección y conservación en el país, su coipo Forestín, el cual justamente cuenta con una página web, www.clubforestin.cl y sus redes sociales, destacando el material Forestín Educa, dirigido especialmente a estudiantes y profesaras y profesores.

Así lo destacó el director ejecutivo de CONAF, Christian Little, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental que se conmemora desde hace medio siglo, cada 26 de enero, luego que en el año 1972 fuera instituida a partir de la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas, celebrada en Estocolmo, Suecia, para concientizar a la población mundial respecto a la responsabilidad en la conservación y bienestar del planeta.

“Es importante relevar la educación y en especial en el ámbito ambiental, ya que así se entrega información y herramientas respecto al actual conocimiento que existe en materia ambiental y la relación de las personas con la naturaleza. Por esta razón, CONAF colabora con instituciones públicas y privadas que aportan en el desarrollo de los territorios”, indicó el director ejecutivo de CONAF, Christian Little.

Un ejemplo de ello es la labor en prevención y mitigación de incendios forestales, donde se viene el Programa de Educación Ambiental en Prevención de Incendios Forestales, en todo el país, y que busca capacitar a docentes de entre 1° y 6° básico en prevención de incendios forestales, pudiendo vincular la temática al currículum educacional entregado por el Ministerio de Educación. De esta forma, se le entrega set de guías que apoyen la planificación de clases, además de la capacitación que es entregada por profesionales de CONAF certificados como monitores en educación ambiental. Hasta la fecha, se han capacitado a 2.372 docentes, pertenecientes a 1.263 establecimientos educacionales en todo Chile.

Otra acción concreta, son las jornadas de educación que viene realizando la Gerencia de Evaluación Ambiental y Fiscalización de Ecosistemas, en la aplicación de la normativa forestal y ambiental, para la conservación, protección y manejo sustentable de los ecosistemas forestales y formaciones xerofíticas, apoyada con información cartográfica de las formaciones vegetales del país, a las actividades de fiscalización, evaluación, mitigación y adaptación al cambio climático.

En esta misma línea, en la Estrategia Nacional de cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV), tiene como uno de sus objetivos el educar a la ciudadanía hacia una visión más consciente de su entorno natural, buscando disminuir las condiciones de vulnerabilidad que implica el cambio climático y sus efectos.

Por ello, la estrategia posee como meta capacitar por lo menos a 8.000 personas hasta el año 2025. En este sentido se destaca que, desde el año 2017 a la fecha, este programa de educación ha beneficiado a más de 6.300 personas. Específicamente, durante el 2022 se realizaron actividades enfocadas en cambio climáticas y restauración, llegando a la suma de 610 personas capacitadas, de las cuales, el 54% fueron mujeres y el 36% indicaron pertinencia indígena. Estas actividades consistieron principalmente en charlas y talleres en jardines, escuelas de educación básica y media, comunidades locales y ciudadanía en general.

Además, en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (SNASPE), administrado por CONAF la educación es una estrategia de conservación que se aborda de manera permanente y constante a lo largo de todo el país, gracias al arduo trabajo de las y los guardaparques y quienes se desempeñan en las 106 unidades existentes.

La estrategia se define como “educación para la conservación” y está dirigida principalmente a personas que con sus actos amenazan el patrimonio que albergan estas áreas silvestres protegidas, y también a quienes se benefician de servicios ambientales que estas áreas entregan, como acceso al agua potable, abrigo, alimentación y entretención, entre otros, los que inciden en su propio bienestar y en el de muchas otras personas.

Fuente Conaf

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page